Los alborotos sexuales que circunda a sacerdotos católicos de todo el planeta emergen todo el tiempo en diferentes países. De ellos, la maýoría son por abusos a inferiores.