Daniela Araújo: “En mi batalla fue debil y la responsabilidad fue toda mía”

Este lunes, la cantante Daniela Araujo habló más abiertamente sobre la causa de su inconveniente con las drogas, que era popular en público después de ser filtrada grabación de una conversación en la que demostró su adicción.

A través de un mensaje anunciado en el Stories de su perfil en el Instagram, Daniela reveló que sufría de rechazo desde la niñez, causada por el abandono de “varios que yo creía que eran compañeros de sendero“.

Su sentimiento de rechazo y revuelta se incrementaron entre el 2015 y el 2016, cuando ella cuenta que se vio “sola y desesperada”. “No estoy justificando nada, fui débil y despreparada para la guerra y la compromiso fue toda mía. ¡Y lo malo sucedió!“, Ha dicho Daniela.

El artista destacó el acompañamiento que ha recibido en su desarrollo de cambio y mencionó que la obra de Dios termina de comenzar en su historia. “Muchos me cobran explicaciones, pero yo sé que tendré la posibilidad de contar mi testimonio para la edificación de varios en el momento correcta”.

Loading...

Esto dejo claro la Artista a esas personas que la han apoyado en su recuperación, dejandole un corto mensaje: “Gracias por todos los mensajes que me mandan por día. ¡Si ustedes supieran cómo son usados ​​por Dios para mi vida! Todos los días, Dios me exhibe su amor a través de ustedes. Desde niña, el mal trabajaba en mi cabeza para que me sintiera rechazada por la iglesia, algunas veces me siento sola en mis especiales y por ser dejada por varios que creía que eran compañeros de sendero, más que nada los que un día ayudé. Todo esto fue cosa del mal, debería haber encarado todo de otra forma, pero no fui capaz”.

“Gracias a Dios no tengo más mal, pero todo eso me ha provocado un sentimiento de revuelta. En el año 2015 y 2016 me vi tan sola y desesperada, lo que me llevó a creer en mentiras y a llevar a cabo selecciones equivocadas y a abandonar de todo. No estoy justificando nada, fui débil y despreparada para la guerra y la compromiso fue toda mía. ¡Y lo malo sucedió! Pero cuando pensé que sería excluida para toda la vida de mi llamado, fui abrazada por el pueblo verdadero de Cristo“.

“Mi curación vino de ustedes, tanto los que me abrazaron como los que me condenaron. Pero en todo ese tiempo, jamás perdí la promesa y la fe. Dios se encontraba siempre conmigo, no me dejaba fallecer, Él me guardó. Muchos me cobran explicaciones, pero yo sé que tendré la posibilidad de contar mi testimonio para la edificación de varios en el momento precisa y quisiera que estén presentes para que Dios sea glorificado”.

“Quien nos justifica es Dios y es Él quien hace la obra, obra que solamente está comenzando en mi vida”.

Fuente :