Estudios Bíblicos: El Hades.. ¿Qué sucede después de la muerte?

Estudios Biblicos

Hoy vamos a tratar un tema que considero muy profundo e interesante, y el cual muchos no logran completamente entender, y del cual he recibido bastantes interrogatorios.  Otra cosa acerca del tema que estaremos estudiando hoy, es que a través del tiempo el hombre ha creado doctrinas falsas que lo único que hacen es confundir, y/o guiar a las personas por el mal camino. En otras palabras, guían a las personas a creer en especulaciones y teorías del hombre, en vez de lo que Dios nos revela a través de Su palabra.

Sé que ya algunos deben estar un poco intrigados acerca de lo que les estoy diciendo, y se deben estar preguntado, ¿qué tema? Bueno, hoy estaremos conduciendo un estudio bíblico acerca de lo que sucede después de la muerte.

Como les mencione, es un estudio profundo e interesante, y existen muchos que no logran entenderlo completamente.  La razón por ello no es porque la biblia no este clara en este asunto, sino más bien es por la falta de entendimiento de ciertos términos bíblicos.

Antes de proceder a la lectura principal del día de hoy, preguntémonos: ¿cuáles son las creencias más populares que existen acerca de lo que sucede después de la muerte?

La primera creencia, y la que casi todo cristiano esta seguro de ella, es que al morir, el alma de la persona buena va para el cielo, y el alma de la persona mala va al infierno [1]; pero aquí existe una pequeña confusión, es decir un juego de palabras.

La segunda creencia, y la que un gran número de personas creen, es que al morir, el alma de la persona se va al purgatorio, el cual es un lugar de purificación del cual se puede salir, y que su estancia en el puede ser acortada a través de plegarias a Dios, misas eucarísticas en el nombre de los difuntos, e indulgencias [2]; pero este concepto es completamente falso y anti bíblico, ya que la biblia es muy clara en decir que la sangre de Cristo nos limpia completamente de todo pecado [3], esto significa que no existe más purificación alguna necesaria.

La tercera creencia, y la que también un gran número de personas creen, es que una vez que una persona muere no existe algo más, nuevamente esta es una doctrina completamente anti bíblica, ya que la palabra de Dios es bien clara en cuanto a lo que sucede después de la muerte del cuerpo [4].

La cuarta creencia que existe, y la cual muchos creen, es que una vez que morimos simplemente dormimos hasta el día de juicio, pero nuevamente este concepto es algo anti bíblico como veremos a continuación de nuestro estudio.  Así que manteniendo estos detalles en mente, iniciemos ahora nuestro estudio de hoy. Pasemos ahora a la palabra de Dios.

Lucas 16:19-26 – Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. 20 Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas, 21 y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas. 22 Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. 23 Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. 24 Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. 25 Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. 26 Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá.

Loading...
Ahora bien, para poder entender bien lo que acabamos de leer, y la verdadera doctrina de lo que sucede después de la muerte, tenemos que detenernos aquí para analizar la definición y el uso de la palabra “Hades”.

La palabra Hades es usada en la biblia para describir a una persona [5], pero también para describir un lugar. Esta palabra es traducida en el Nuevo Testamento como el infierno incorrectamente diez veces [6], y es usada como la “tumba” una vez [7].

Digo que fue traducida como el infierno incorrectamente porque cuando el Señor se refiere al infierno [8], Él no usa la palabra Hades, sino que usa la palabra griega “γέεννα” (pronunciada: gue-ena), cuya traducción es: “El infierno es el lugar del castigo futuro llamado “Gehenna” o “Gehenna de fuego”. Este fue originalmente el valle de Hinom, al sur de Jerusalén, donde la inmundicia y los animales muertos de la ciudad fueron arrojados y quemados; un símbolo apto de los malvados y su futura destrucción” [9]. ¿Qué les estoy diciendo con todo esto?

Lo que les estoy diciendo, es que el Hades no es el infierno como muchos piensan, sino que el Hades, o Seol como es conocido en el Antiguo Testamento, es simplemente el lugar donde el alma del difunto llega después de la muerte. Ahora deseo hacer otra breve aclaración.

En la biblia también encontramos que en 2 Pedro, donde el apóstol esta predicando acerca de los falsos profetas y falsos maestros, en el versículo 4, el apóstol dice: “…Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio…”.

Y lo que deseo que notemos aquí, es que la palabra “infierno” que el apóstol uso, es una traducción de la palabra griega “ταρταρόω” (pronunciada: tarta-rraó), cuya definición es: “el nombre de la región subterránea, triste y oscura, considerada por los antiguos griegos como la morada de los muertos perversos, donde sufren castigo por sus malas acciones; responde a Gehenna de los judíos” [10].

Así que como podemos claramente ver, el Hades/Seol es: “el mundo inferior, el reino de los muertos” [11], de donde no hay escapatoria ni salida [12]. Y es exactamente aquí donde existe alguna confusión, ya que las almas de tanto los justos, como los pecadores, al morir, llegaran al Hades/Seol.

¿Cómo es eso pastor? ¿Me está diciendo usted que compartiré con los injustos después de la muerte? Claro que no; lo que debemos entender es que el Hades/Seol está dividido en dos secciones. El mundo inferior y/o el reino de los muertos, está dividido en el “paraíso” y “el lugar de tormento”, y esto es exactamente lo que el Señor nos enseña en los versículos que estamos estudiando hoy.

Para que entiendan bien lo que les estoy diciendo, fijémonos bien en lo que el Señor nos dice: “…Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. 23 Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno…” Como podemos apreciar, ambas almas se encontraban en el mismo lugar, “Hades”, pero existía una gran división entre ellos.

La palabra nos dice: “…una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá…” Esto significa que al morir, las almas de los justificados por la sangre de Cristo, pasaran al paraíso (seno de Abraham), y las almas de los que han rechazado recibir la salvación que Dios les ofrece, pasaran al lugar de tormento.

¿Cómo puedo estar tan seguro de que el Hades/Seol no es el infierno, y que está dividido en dos secciones?