Loading...

FUI SALVADO DEL SUICIDIO POR MEDIO DE UN TRATADO CRISTIANO

Loading...

A escasas horas de suicidarse, con la horca ya lista para su ejecución, Eduardo tomo la decisión de llevar a cabo su último intento de vivir, asistiendo a una operación del evangelio que se se encontraba llevando a cabo en Cuba, Debido al tratado que recibió en sus días de soledad.

Para Eduardo su historia no fue simple, desde que su mujer se marchó a los USA, como parte de una red de tráfico humano. Se descubrió en una perfeccionada soledad, con las deudas encima, su exclusiva satisfacción era la desaparición.

Días antes de reflexionar quitarse la vida, tras recorrer las calles de la Habana, Cuba, intentando encontrar amigos para pasar el tiempo, descubrió un conjunto de individuos misioneras que le entregaron un tratado para una operación evangelistica. Él lo tomó sin consideración, solo pretendía suicidarse.

Al llegar a su casa, se recostó sobre su cama, unas voces minaban su cabeza. “Suicídate, ya la vida no vale nada, ¡ahórcate!, ¡ahórcate!”, contó Eduardo.

Loading...

De un instante a otro se dirigió a la horca que el mismo había hecho, mirando la soga encima del madero, sintió la necesidad de ver el tratado, en eso observo la dirección de la operación y ha dicho : ‘Voy a llevar a cabo el último intento” no sabiendo que ese día sufriría un cambio su historia.

Al llegar a la dirección la operación, la iglesia estaba llena de la presencia de Dios, avanzó unos pasos dentro del templo para comenzar a llorar como un pequeño, recibiendo de esta forma a Dios en su historia por el encontronazo que tuvo en esa operación lleno del poder de nuestro Señor Jesucristo.

“regrese a mi casa con una exclusiva razón de vivir, el ser útil a Dios con todo mi corazón y llevar a cabo lo mismo que hicieron conmigo, dar tratados a los más necesitados” indicó Eduardo.

Estas campañas evangelísticas, se han replicado en numerosas zonas de Cuba donde cerca de 55 mil cubanos esperan editar su historia.

Loading...

Comments

Comentarios

error: