Pastores son liberados tas 18 meses de prisión

Loading...

14317326_1770449753213787_1193560514962207705_nCuando amaneció el día 22 de mayo, Hassan Kodi, prisionero por su fe en Sudán, no poseía ni iniciativa de que ese sería el día en que el Señor sufriría un cambio radicalmente las situaciones en las que llevaba desde diciembre de 2015.

Se encontraba recibiendo dos visitas cuando los guardias de la carcel le llamaron para una actividad social sin decirle el objetivo. Hassan interrumpió su tiempo de visitas y fue directo a la actividad social, donde al final se dió cuenta que la oficina del Presidente Al Bashir había ordenado su liberación y la de Abdulmomem, su compañero. Los dos prisioneros juntaron de manera rápida sus cosas y una hora luego ya estaban caminando por fuera de la carcel como hombres libres.

Cuando Awadia, la mujer de Hassan, oyó de su liberación por medio de una llamada, se mostró completamente incrédula. Solo lo creyó cuando vio a su marido con sus propios ojos caminando atravesando las puertas de la prisión. Tanto ella como la madre de Hassan se han quedado en shock por un tiempo tras su llegada.

Loading...

 

Hassan les ha dicho a los ayudantes de Puertas Abiertas por teléfono, poco luego de su liberación: “¡Dios es bueno! Estoy complacido al Señor. Por favor, díganles a todos esos que oraron por mí que estoy fuera de carcel.”

La liberación acabó con 18 meses de guerra legal por los hombres arrestados en diciembre de 2015 con el reverendo Kuwa Shamal Abazmam Kurri y el checo Petr Jasek. Los 4 fueron acusados de “espionaje”, “incitación a conflictos entre las comunidades” y otras ofensas.

El 2 de enero, el reverendo Shamal fue proclamado inocente de todos los cargos. El 29 de enero, la corte sentenció a Petr Jasek a cadena perpetua y a Hassan y Abdulmonem a 11 años cada uno. Desde esa fecha estuvieron cumpliendo sus sentencias en carcel mientras sus abogados apelaban contra el veredicto. Petr recibió un perdón presidencial y dejó Sudan el 26 de febrero.

Las novedades fueron bien recibidas por los cristianos locales sudaneses y esos que están en la diáspora. “Estamos festejando la liberación de nuestro hermano y jefe, y ofrecemos por medio de todos los que oraron por él”, comentó un jefe de una iglesia que pidió sostener el anonimato.

El director de campo de Puertas Abiertas en la zona declaró: “Los cristianos cerca del mundo deberían festejar y estar alegres por este avance y no menospreciar lo más relevante del asunto, la oración persistente por la iglesia perseguida. En tanto que el gobierno sigue en pié su restricción hacia la iglesia en Sudán, como entre otras cosas con la demolición de la Iglesia de Cristo construida en Suba la semana anterior, no debemos de ofrecernos por vencidos en nuestro acompañamiento en oración a la iglesia en Sudán y el resto de África, recordando que el Señor escucha y actúa”.

Loading...

Comments

Comentarios

error: