Científicos descubren en profundidades del Mar Muerto una advertencia de un desastre natural en los próximos años

Loading...

mar-muerto4-685x320Expertos del Servició Geológico de Israel y la Universidad Hebrea de Jerusalén, con la participación de varios países, hallaron evidencias de aridez extrema en las profundidades del mar Muerto, que habrían tenido lugar durante dos periodos glaciares. El descubrimiento, publicado en la revista ‘Earth and Planetary Science Letters’, podría ser evidencia de futuras sequías en la región si las predicciones sobre el cambio climático se hacen realidad.

El estudio se basó en la cantidad de sal en forma de halita (mineral sedimentario formado por la evaporación del agua salada) encontrada en los núcleos salinos desedimentos extraídos a 450 metros del fondo del mar (unos 1.150 metros de su superficie). “La halita se precipita solo durante la disminución de los niveles de agua mientras que se disuelve en forma de iones de sodio (Na+) y cloro (Cl-), durante intervalos más húmedos”, señala la investigación.

Loading...

Luego de una datación radiométrica para comprobar la edad y periodo de los fragmentos, se determinó que durante dos intervalos de tiempo el nivel del mar Muerto descendió drásticamente y provocó sequías graves de larga duración. El primero, unos 115.000 y 130.000 años atrás, durante el último periodo interglaciar (entre dos glaciaciones) y el segundo, hace unos 10.000 años.

Durante estos intervalos, el nivel bajó casi 500 metros y a veces persistió durante décadas o más. Las temperaturas en el lugar se elevaron más de 4 grados por encima de la media en el siglo XX, un pico similar al que se predice provocará el cambio climático a finales de este siglo.

En los últimos años, el nivel del Mar Muerto ha disminuido cerca de 430 metros por debajo del nivel del mar como resultado de la actividad humana, y podría empeorar por el calentamiento global. Al respecto, Israel y Jordania están trabajando en un proyecto para abastecer al mar con agua desalinizada proveniente del golfo de Eilat (golfo de Áqaba).

Sin embargo, detener el proceso es imposible.“Estas conclusiones tienen implicaciones potenciales para las próximas décadas, ya que los modelos climáticos predicen mayor aridez en la región”, concluye el estudio.

Loading...

Comments

Comentarios

error: