Apartada y adicta a redes sociales se reconcilia con Jesús tras un año sin Internet (Vídeo)

Loading...

Esther Emery vivía verdaderamente explorando por Internet, conectado todo el largo día, 7 días por semana. Ella llegaba a despertarse durante la noche para tirarle una observación a las comunidades. Pero llegó un instante en que la madre de tres hijos sentía que algo se encontraba mal en su historia.

Fue entonces cuando su matrimonio y su trabajo como directora de teatro en Boston, Massachusetts empezó a desmoronarse. Inclusive se identificó como adicta a las comunidades.

Por eso en busca de paz espiritual, tomo la decisión de llevar a cabo un cambio drástico: Se movió con su familia a Idaho en 2009 y renunció a Internet, poniendo fin a su móvil.

Fue por eso ella descubrió el elemento perdido en su vida: Dios. “Mi vivencia de un año sin Internet fue que logró las cosas menos simples y reales espacios de vacío y silencio”, ha dicho.

“Me di cuenta por medio de mi año sin Internet que, para mí, una verídica vivencia de silencio y vivencia con Dios son sinónimos”, ha dicho. “Fue como si no tuviera que rezar, yo poseía que estar en silencio, y se transformó en una manera muy natural de conexión con lo que importa y con todo ese elemento de la presencia de Dios”, ha dicho.

Loading...

Esperanza

Emery recuerda cómo se reconcilió con su fe en un libro titulado: “What Falls from the Sky” (Lo que cae del cielo, en traducción libre). “Si te sientes de mal humor, si te sientes agotado, atormentado, si te sientes como si nada tuviera sentido. O si te sientes correr tan ágil como se pueda desde algo que le tienes miedo. Esta historia es para usted. Créeme que la curación es posible”, dice en un vídeo de YouTube.

“La promesa es viable, se puede poner silencio, la promesa de la salvación, la promesa de la curación de la simplicidad de ver hacia arriba”, dice ella.

Antes de reconectarse con Dios, Emery admitió que no podía hallar lo bastante para sentirse satisfecha en el Internet. En un reportaje con Boise State Radio, ella dijo: “Yo se encontraba conectado todo el largo día y me despertaba durante la noche para ver lo que se encontraba ocurriendo y para asegurarme de que tuviera alguna relación con el planeta exterior”, agregó, según publica Christian Today.

Loading...

Comments

Comentarios

error: