Un nuevo escándalo sobre pedofilia en la iglesia católica francesa

Loading...

tw-27506La iglesia católica francesa vuelve a estar en el centro de la polémica. Ahora una investigación periodística revela que varios arzobispos encubrieron a sacerdotes implicados en casos de abusos sexuales.

“Desde 1960, 25 arzobispos franceses encubrieron a 32 curas implicados en pedofilia o abuso contra unas 339 supuestas víctimas. La gran mayoría de ellos menores de 15 años. Una parte de esos casos ocurrieron durante los años 2000, es decir, cuando ya se tenía una cierta conciencia del tema. Lo que revelamos es, entonces, que a pesar de las alertas arzobispos y religiosos siguieron encubriendo estos comportamientos. Tanto así que de los 25 arzobispos que citamos en la investigación, hay todavía cinco que siguen en su puesto”, explica Antton Rouget, periodista de Mediapart, uno de los medios que realizó esta investigación.

Una investigación que surgió luego de varias denuncias de pedofilia en la arquidiócesis de Lyon. Para François Devoux, presidente y cofundador de la asociación La Parole Libérée, que reagrupa a las víctimas de curas pedófilos en Francia, “en Estados Unidos el gobierno solicitó un estudio que reveló que 4% de curas eran pedófilos. Hace algún tiempo Australia habló de un 7%. Y nosotros en Francia, la conferencia de arzobispos de Francia, da una cifra de 0,4%. ¡No hay ninguna razón para una diferencia como ésa! Se puede suponer una pequeña diferencia teniendo en cuenta que estamos en un Estado laico, con un posicionamiento claro en la separación entre la Iglesia y el Estado, pero estamos muy lejos de la realidad. La publicación de una investigación como ésta es el inicio de la liberación de la palabra y tenemos buenas razones para pensar que eso va a continuar”.

La investigación en cuestión se declina en varios formatos. Incluso se publicará un libro con el material encontrado tras más de un año de trabajo por este equipo que ha sido denominado el Spotlight francés, haciendo referencia a la película que cuenta la historia del grupo de investigación del diario estadounidense Boston Globe que reveló una amplia red de pedofilia en los años 2000.

Loading...

Entre los investigados está el cardenal Philippe Barbarin, a quien se le abrió una investigación que fue archivada en 2016 en Lyon y en donde se le acusaba de estar en conocimiento de cinco casos de curas acusados de abusos sexuales, casos que no llegaron a la Justicia.

“Este hombre, Barbarin, es adulado por miles de personas dada su posición de primer arzobispo de Francia. Pero estamos hablando de violaciones de niños por parte de curas de los que se conocía las desviaciones y perversiones. Curas que fueron trasladados voluntariamente hacia otras diócesis, y a veces promovidos. Lo que puedo decir es que me parece que en nuestra sociedad me parece inaceptable que podamos dejar en su cargo a personas que han probado a ese punto su irresponsabilidad”.

Por su parte la conferencia de arzobispos de Francia explicó no haber querido participar en un documental difundido sobre estos casos este martes por la televisión pública francesa, denunciando los métodos utilizados para las entrevistas. Tampoco han querido comentar la investigación de Mediapart.

“Lo que constatamos es que en Francia hay una verdadera dinámica, por ejemplo con el África francófona. Investigamos casos en Camerún y Guinea Conakry donde aparecieron historias alucinantes sobre cómo se sacó a los sacerdotes implicados del lugar donde ocurrieron los hechos. Está el caso de un sacerdote que fue acusado en Canadá de haber agredido a niños y al que la Justicia canadiense buscaba desde 1998. Hay un mandato de arresto internacional en su contra. Bueno, 20 años después nosotros lo encontramos en Estrasburgo, al este de Francia, en un asilo de ancianos de su congregación religiosa”, prosigue Antton Rouget.

Para las asociaciones de víctimas el hecho de que una nueva investigación sobre el tema vea la luz puede servir para que la iglesia tome realmente conciencia de la gravedad de los casos. “Llevamos años constatando que esa toma de conciencia no aparece aún y a pesar de estas revelaciones que son incontestables… En tanto que la iglesia siga en esa posición se cerrará sobre sí misma y será puesta frente a su destino”, estima François Devoux.

En abril de 2016 y frente a la serie de acusaciones de pedofilia contra sacerdotes, la iglesia puso en marcha medidas como células de escucha a las víctimas y también una comisión independiente que investiga los casos denunciados.

Loading...

Comments

Comentarios