Habitantes en Estados Unidos aceptan con agrado a otros grupos religiosos que a evangélicos

Loading...

cristianosLos habitantes de estados unidos han creado superiores relaciones con todos los movimientos religiosos primordiales, excepto los cristianos evangélicos. Un estudio de Pew Research anunciado el jueves, dice que los judíos, los musulmanes, los ateos, los católicos, los budistas y los hindúes mejoraron su posición con los habitantes de estados unidos, pero las relaciones con los evangélicos no se han movido desde 2014.

Más allá de su estancada relación, el 44 por ciento de los habitantes de estados unidos dicen sentirse de forma positiva sobre los evangélicos. No obstante, parte importante de ese favor procede de los propios estadounidenses evangélicos. Las puntuaciones bajan a sólo el 32 por ciento cuando se eliminan las respuestas de otros evangélicos.

Los estudiosos comentan que una de las primordiales causas por las que los habitantes de estados unidos no se están aproximando a los evangélicos es porque los habitantes de estados unidos desconocen bastante a los evangélicos.

Loading...

Un estudio de 2013 dice que 1 de cada 5 estadounidenses no conoce en lo personal a un evangélico y que el grupo no es muy habitual entre los millennials (jóvenes entre 20 y 35 años). Los habitantes de estados unidos que conocen en lo personal a los evangélicos los califican más prominente en la escala de favorabilidad de Pew Research.

Raramente, varios cristianos son cada vez más reacios a etiquetarse evangélicos debido al estigma negativo que circunda el vocablo. Algunos estadounidenses asocian de manera directa a los evangélicos con la disputa que circunda al presidente Donald Trump y al Partido Republicano.

Esta organización no es infundada. Pew comunica que los evangélicos son el grupo espiritual de más grande rango en el Partido Republicano.

En tanto que el reporte puede estar preocupando a algunos evangélicos, los sociólogos Brad Wright dijeron a Christianity Today que los evangélicos no tienen queobsesionarse con la opinión pública.

“Hay muy poco que tengamos la posibilidad llevar a cabo para cambiar las críticas de otra gente de todos métodos“, dice. “Diciéndonos constantemente que los otros no nos desean no sólo es inexacto, sino que además potencialmente impide la fe misma que buscamos seguir“.

Loading...

Comments

Comentarios

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*