Manifestantes Islámicos destruyen iglesia evangélica en el corazón de Jerusalén (Video)

Loading...

 

El desastre golpeó, recientemente, a una iglesia evangélica en el corazón de Jerusalén. Y los sospechosos de destruir las instalaciones de la congregación son militantes islámicos.

“Eso es todo. Esto es todo lo de Karen. Todo. Esto es lo que está pasando en la Iglesia Pan de Vida. Justo aquí”, dice Michael Hilsden, ex voluntario de la Iglesia Pan de Vida.

Hilsden grabó lo sucedido. La mayoría de la propiedad y las pertenencias personales de la pastora fueron quemadas en un contenedor.

“Todo. Lo quemaron todo”, indica Hilsden.

“Creo que fue realmente un acto de terror”, precisa Karen Dunham.

Dunham pastoreó la Iglesia Pan de Vida por diez años. Pero, el domingo 24 de noviembre, vecinos musulmanes entraron al edificio y lo saquearon.

“Destruyeron todo en el interior.  Ese contenedor está lleno de piedras. Arrancaron el piso. Sacaron el cableado e hicieron agujeros en las paredes”, dice Dunham.

“Sabes lo triste de estas cosas. He estado allí por diez años o más. Quiero decir que tenía diarios donde escribía lo que Dios me decía. Biblias. Quemaron todas las cosas personales”, añade.

Los que vandalizaron y tomaron la iglesia reclaman que las rentas no han sido pagadas y que ellos han estado tratando de desalojar la congregación por dos años.

Loading...

“Tenemos el derecho legal para estar ahí justo ahora. Nuestra renta está paga hasta el próximo año”, dice Dunham.

Ella añade que tiene un contrato de 20 años y que tienen el derecho de estar ahí.

La disputa inició años atrás. En 2014, el diario The Jerusalem Post cubrió como los vecinos de Dunham acosaban a miembros de la iglesia y robaban sus bienes.

Sin embargo, la pastora Dunham decidió no emprender acciones legales.

“El poder más grande está en conquistar con amor. Él dijo: Quiero que vayas y ames a esos hombres, quiero que les digas que los perdonas y quiero que les digas que tu Dios está en el edificio esperando por ellos y que me devuelvan el edificio”, dice Dunham.

El incidente atribuló a muchos cristianos locales.

“Muy, muy triste. No puedo creer que esto nos pasara. No puedo creer que esté en Israel para vivir”, indica Jacqueline Halleq.

Miembros de la iglesia y creyentes locales sostuvieron un servicio de oración en las afueras del templo, expresando esperanza para el futuro.

“Iglesia Pan de Vida Internacional, solo porque ellos hicieron hoyos y destruyeron el edificio… la Iglesia Pan de Vida Internacional sigue viva”, comenta Dunham.

Otros esperan que las autoridades locales tomen acciones. Independientemente del resultado, ellos creen que Dios redimirá esta situación.

Loading...

Comments

Comentarios

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *