Alianza Evangélica Española solicitó a Rusia respetar la libertad religiosa

Loading...

boletin-especial-alianza-evangelica-intoleran-l-h7ayag

La Alianza Evangélica Española (AEE) ha enviado una carta al embajador ruso en España, Yuri P. Korchagin, expresando su oposición ante la la “ley Yarovaya”, que supone “una grave restricción de uno de los Derechos Humanos Fundamentales: la libertad religiosa”, expresa esta organización cristiana.

La entidad evangélica hace llegar en la carta la preocupación que ha provocado en el ámbito evangélico, tanto a nivel nacional como internacional, la puesta en marcha de esta ley aprobada el pasado 7 de julio.

Esta ley da poderes al Gobierno para controlar la distribución de información y restringe las expresiones religiosas a los templos; además regula el acceso y trabajo de los misioneros extranjeros, que deben recibir el permiso del Estado para poder llevar a cabo su actividad.

Esta ley ha sido fuertemente criticada por organismos internacionales de defensa de los derechos humanos y también por los cristianos evangélicos, cuyos líderes habían firmado una petición al presidente ruso Vladimir Putin para que no diese su visto bueno a la norma, último paso para que esta procediera a aplicarse.

“Restringe la libertad religiosa”

En la misiva, la AEE explica que la ley restringe gravemente la libertad religiosa y con ello otros derechos fundamentales “como la libertad de reunión, la libertad de expresión y la libertad de conciencia, que son unos buenos termómetros de las libertades en cada país”.

“Como evangélicos españoles compartimos con ustedes la lógica preocupación por la seguridad y por el riesgo que representa el terrorismo internacional que la amenaza, pero estamos plenamente convencidos de que se puede luchar contra este riesgo sin afectar a las libertades fundamentales reconocidas en la Declaración Universal de los Derechos Humanos por la comunidad internacional”, expresan desde la AEE.

Loading...

Describiendo la norma, la Alianza Evangélica apunta que “redefine el concepto de “labor misionera” ya que cada acto religioso celebrado fuera de un lugar de culto pasa a considerarse como tal”. Esto implica que “para la expresión pública de la fe, todo creyente debe obtener primero un permiso estatal a través de una iglesia u organización registrada oficialmente. Asimismo, la ley prohíbe la práctica de la fe cristiana fuera de las paredes de las iglesias y lugares de culto oficialmente registrados. Dichas restricciones se amplían incluso al ámbito de residencias privadas e Internet. Eso implica dejar en la ilegalidad a muchos grupos cristianos que, como en el resto del mundo, se reúnen en hogares o en locales, pero que no encajan en los criterios restrictivos de la ley”.

Situación de riesgo para los evangélicos

Para la AEE “los cristianos evangélicos rusos tienen un llamado a ser ciudadanos modélicos y son un aliado de los gobiernos justos, sin embargo, ahora están en riesgo de ser considerados infractores a las leyes por su fidelidad a Jesucristo”.

Es por ello que piden al gobierno ruso que “defienda el derecho a la seguridad de los ciudadanos rusos sin menoscabar el derecho de cada ciudadano a practicar su fe con libertad”; “que entienda que la libertad de conciencia y religiosa, en público y en privado, es básica para el bienestar de su país y su defensa no afecta la lucha antiterrorista”; y finalmente “que haga todo lo que esté en su mano por apoyar la modificación de ley, recientemente aprobada, de tal forma que el derecho fundamental de cada persona a practicar su fe religiosa y a vivir conforme a su conciencia sea respetado en su gran nación”.

La carta enviada a la embajada rusa en España lleva la firma de Ted Blake, presidente del grupo de Trabajo Libertad Religiosa, y Jaume Llenas, secretario general de la Alianza Evangélica Española.

Loading...

Comments

Comentarios

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *